MUJER MUJER - DETRÁS DE UNA GRAN MUJER. ESTÁ ELLA MISMA

Menu

columnas

Nani Rodríguez

Presidenta de la Fundación Gonzalo Rodriguez. Luego del fallecimiento de su hermano Gonzalo Gonchi Rodriguez, piloto de carreras y héroe nacional, decidió emprender una obra social en su honor que, convierta lágrimas en sonrisas en la sociedad uruguaya.

Lo que hay que saber al manejar

Dada la velocidad con que avanza todo, hoy nos veamos obligados a cambiar nuestro comportamiento rápidamente. Y en este marco, me puse a pensar en cómo las mujeres aprendíamos sobre el tránsito antes de la existencia de internet y los smartphones. Esto no tiene que ver con quién es más “fierrera" porque somos muchas las que viajamos en auto y vamos al volante, nos gusten los autos o no. 

Antes acudíamos a un padre, un tío o un vecino para que nos enseñara a manejar y, además, como buenas mujeres que atendemos cincuenta cosas a la vez, íbamos de pasajeras observando todo lo que pasaba, los errores y las reacciones.

Luego, para sacar la libreta, leíamos un librito con un montón de señales que si tenías buena memoria, además de un poco de destreza al volante, te permitía obtener el permiso de conducir. Eso para nada te preparaba para enfrentar situaciones en las que tu vida podía estar en juego, como por ejemplo: evitar un accidente si se te cruza un perro en la ruta, frenar de 100 a 0 sin terminar con las cuatro ruedas para arriba o sobre cómo llevar un niño, pasajeros en general, o carga en el auto de forma segura. Tampoco te explicaban cómo frenar en el agua sin patinar, qué hacer cuando hay niebla, cómo cambiar una rueda o frenar de golpe con ABS o sin. Mucho menos nos enseñaron lo que es un airbag y por qué un niño no puede ir sentado en el asiento de adelante.

El conocer porqué existen muchas de estas cosas que dicen las normas técnicas y saber más sobre las tecnologías disponibles, hacen que cambiemos instantáneamente nuestro comportamiento ante la compra de un vehículo y que modifiquemos nuestro comportamiento al volante. El hecho de saber sobre esas cosas y conocer las consecuencias que podríamos sufrir al no implementarlas, hace que queramos usarlas y lo que es mejor, nos hace investigar sobre cómo usarlas.

Hoy toda esta información la encontramos en internet a un clic. Ya no es excusa el no saber porque basta con googlear: “cómo transportar una mascota de forma segura en un auto”, “consecuencias de llevar pasajeros sin cinturón en el asiento trasero”, "cómo frenar en el agua" o "qué hacer si un perro se te cruza en ruta". Para todo hay un tutorial que contesta nuestras preguntas y aniquila nuestra ignorancia. Por eso, mis queridas lectoras, si quieren evitar pasar por un CTI o que sus pasajeros termien en un lugar así luego de una situación extraña al volante, googleá antes.

No esperes campañas oficiales, ni cursos por parte de las autoridades. Una situación delicada al volante te puede pasar en cualquier momento. Cuidate y evitá que alguien se lastime mientras tu o los tuyos van al volante.