MUJER MUJER - DETRÁS DE UNA GRAN MUJER. ESTÁ ELLA MISMA

Menu

columnas

Laura Landa

LIc. en Ciencias de la Com, productora de tv, periodista y aspirante a escritora de cuentos. Consumidora compulsiva de textos, series y películas. Amores varios: sobrinos, The Beatles, Peñarol, la cocina, Borges, el voley y Bohemios. Entreno todos los días para ser campeona de Candy Crush.

Lo que dejó el horror de “La Manada”

El horror de los sucedido, superado por el horror que generó la sentencia judicial hizo que las mujeres del mundo nos uniéramos para condenar públicamente a "La Manada", ese grupo de violadores a los que la justicia española condenó por “abuso”. Los movimientos feministas de todo el mundo, lanzaron campañas de desaprobación diciendo:

“hermana, yo te creo”, y ese lenguaje universal, una vez más hizo eco del deseo de cambio, al que dieron paso la frustración y el desencanto.

Pero el horror no terminó ahí. Según el diario La Vanguardia de Barcelona, “Los datos de la víctima de La Manada quedaron al descubierto públicamente durante diez días. Por un error de la Audiencia de Navarra se pudo acceder a esa información personal de la mujer a través de un código de verificación que permitía descargar la sentencia íntegra dictada el pasado 27 de abril. En concreto, en este texto, diferente al enviado a los medios, aparecían el nombre y los apellidos de la joven así como su fecha de nacimiento”.

Parece que el número de humillaciones al que la víctima fue sometida no tiene fin. La sentencia todavía sigue generando multitud de reacciones. Tres juezas españolas publicaron una carta abierta en la revista política Viento Sur, Dalila Dopazo (Lugo), Nekane San Miguel (Bilbao) y Àngels Vivas (Barcelona).

Las magistradas exponen la necesidad de calibrar qué cambios se necesitan en “este sistema penal androcéntrico y con graves sesgos sexistas”. En su opinión, el tribunal (dos sobre tres) sí creyó el relato de la víctima “y lo ha declarado probado, con evidencia, más allá de toda duda razonable”. Dejan además claro su conformidad con que se trata de una violación.

Recordemos que la criticada sentencia del juicio de ‘La manada’, negaba la violación y condenaba a los cinco miembros del grupo a solo 9 años de cárcel tras “abusar sexualmente” de una joven de 18 años, el Gobierno español ya ha designado la comisión que deberá encargare de estudiar la reforma del Código Penal para revisar la forma en la que se recogen los delitos sexuales. Pero debemos destacar que entre los miembros de esa comisión no hay ninguna mujer. Parece que las máximas autoridades españolas no aprenden.

Las que si aprendimos, a fuerza de golpes y humillaciones, somos las mujeres, que cada vez estamos más dispuestas a ensayar nuestra sororidad. En las redes sociales muchas alzaron la voz en su nombre y en el de varias víctimas de abuso que no pueden contar su historia porque ya no están vivas.

#Cuentalo, las invitó a contar los diversos casos de abuso a los que se han visto expuestas en su vida. Y las historias nos estremecían una y otra vez.

Además, me quedé pensando en la cantidad de casos de abuso que debemos efrentenar y la cantidad de abusos que tomamos como algo normal, o como parte de la vida. Estos casos nos sacuden y nos dan la oportunidad de reflexionar, de aprender y de poner en práctica lo que queremos para nosotras y para las generaciones que se vienen.

Las mujeres tenemos que permanecer unidas y solidarias, sentirnos más hermanas que nunca para poder enfrentar todos los desafíos que se vienen.

Los sistemas judiciales no están preparados para este nuevo mundo. Es momento de empezar a cambiarlos para que la igualdad se construya y que los culpables paguen. No hay dudas que lo de La Manada fue una violación horrible, digan lo que digan un grupo de jueces y un código penal obsoleto.