MUJER MUJER - DETRÁS DE UNA GRAN MUJER. ESTÁ ELLA MISMA

Menu

columnas

Claudia Mera

Madre. Abogada. Feminista. Escritora y varios etc.

Ser feminista:construcción de género entre hombres y mujeres

Yo soy feminista y estoy orgullosa de serlo. Tuve una amiga y mentora maravillosa que me explicó claramente que ser feminista no era el opuesto del machismo sino todo lo contrario. Ser feminista para mi implica una construcción de género que hacemos hombres y mujeres, juntos, inspirados en una visión de justicia y equidad.

Pero mi querida amiga Fany, no me enseñó solo eso. También me obligó a creer en mi misma.

Me presentó una foto mía, que ella veía y me convirtió en una profecía auto cumplida. Solo porque me miró con amor y tuvo fe en mí.

Hagamos lo mismo por otras mujeres. Sin endogamia, con amor. Hagamos lo mismo y dejemos de entrar en esa dinámica de competencia por la mirada masculina o por el poder, que nos viene desmembrando desde hace siglos.

En estos días en que todas nos unimos para decir "ni una menos ni una más", empecemos por las pequeñas cosas que podemos hacer casi sin esfuerzo. Seamos honestas y claras con nosotras mismas y con el resto de las mujeres. Las mujeres, que somos todas las mujeres, las que nos gustan y las que no, nuestras jefas y las que trabajan para nosotras. Las que nacimos mujeres y las que se dieron cuenta después. Porque la violencia es un germen que crece por todos lados, no es un gen que llevan solos los hombres, aunque les hayamos permitido usarla sin piedad durante tanto tiempo. Lo que le pasa a un ser humano nos pasa a todos. La violencia de cualquier tipo nos pasa a todos.


Manifestemos unidas y unidos, pero no hagamos de esto una guerra, la forma más masculina que existe de ganar las batallas. No usemos sus mismas herramientas. Para que cese la violencia tenemos que dejar de legitimarla.

Esto no es una guerra, es un proceso de pacificación entre todos.