MUJER MUJER - DETRÁS DE UNA GRAN MUJER. ESTÁ ELLA MISMA

Menu

columnas

Luciana Lasus

Licenciada en Nutrición. Convencida de que educar en nutrición es una habilidad distintiva, reparte su tiempo laboral entre la participación permanente en medios y su empresa marketing de alimentos.

Bonus de Vitaminas

Las vitaminas son sustancias que el cuerpo necesita para crecer y desarrollarse normalmente. Las 13 vitaminas indispensables son la  A, C, D, E, K y las vitaminas B (tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, biotina, vitamina B-6, vitamina B-12 y folato o ácido fólico).  En general los alimentos que se consumen en una rutina variada cubren las necesidades en casi todas las etapas. Las vitaminas D y K también son producidas por el organismo. Cada vitamina tiene funciones específicas y la mejor manera de obtener suficientes es mantener una dieta balanceada con alimentos variados, pero hay momentos o circunstancias en  las que se necesita algún “bonus” de estos nutrientes.

Cuando haces dietas muy bajas calorías (menos de 1200 calorías),  está indicado complementar con suplementos vitamínicos generalmente de B2 y ácido fólico, zinc, magnesio y otros minerales también. El fólico junto al hierro son considerados necesarios en todas las etapas de la vida, por eso se le agrega a la harina ambos nutrientes por decreto. Fíjense en los envases de harina y derivados que está bien identificado.

Para concebir y durante el embarazo y lactancia es recomendable acompañar un orden en la alimentación, prolijidad en las elecciones y cantidades con suplementos. Para la concepción y primer trimestre el ácido fólico está relacionado a la prevención de malformaciones del bebé. Calcio, hierro y todas las vitaminas del grupo B se toman durante el resto de embarazo y sobre todo lactancia, etapa intensa y muy exigente del metabolismo de la mujer que generalmente coincide con falta de tiempo y energía para atenderse a sí misma. No te olvides de vos cuando nace tu bebé!!

Los niños serán suplementados con vitamina D y Hierro. Según la época del año en la que nacen, el sol en la piel estimula naturalmente la formación de vitamina D, por eso los niños de verano no son suplementados de la misma forma que los que nacen en los meses de frío. Si tenés la suerte de poder amamantar, te van a indicar Hierro hasta los 2 años de tu hijo, no dejes de dárselo! Si está tomando una leche maternizada (fórmula infantil), están todos los nutrientes involucrados, es una ventaja en ese sentido. Cuando se integran a la mesa familiar es importante que coman de todo en las cantidades adecuadas y si  por alguna razón no consumen de un grupo entero de alimentos, lácteos por ejemplo, será fundamental que consuma calcio suficiente de otra forma.

Claramente los deportistas profesionales necesitan supervisión nutricional personalizada y quienes disfrutan del deporte en forma habitual e intensa, deberían consultar. No recurras a suplementos que pueden funcionar para otro organismo y no necesariamente para el tuyo o superpongas diferentes nutrientes sin tomar en cuenta interacciones o excesos.
Factores alerta!

Hay situaciones que aumentan las necesidades de vitaminas y minerales, si contestas que si a alguna de estas preguntas, consultá al médico por un aporte extra de estos nutrientes!

¿Tomas bebidas alcohólicas habitualmente?
¿Fumás?
¿Estás estresado/a? (Difícil decir que no a esta pregunta…)
¿Estás tomando algún medicamento en forma permanente?
¿Estás comiendo en forma desordenada, poco variada, en grandes cantidades?

Tu médico general seguramente te conozca y pueda aconsejarte. Las farmacias que aplican las Buenas Prácticas de Farmacia y Medicamentos, con químicos e idóneos, conocen los productos y sus interacciones. Informate y dale un bonus de vitaminas a tu vida, cuando las necesites!