MUJER MUJER - DETRÁS DE UNA GRAN MUJER. ESTÁ ELLA MISMA

Menu

columnas

Laura Corvalán Maclean 

Diagnóstico de espectro autista: asperger. Backpacker experta. Trotamundos Senior. Buzo Profesional. Educadora nata. Comunicadora por elección. Periodista de alma. Escritora édita. SocialMedia de la 1a ola. Madre de Juancho 24x7 y soy del Río de la Plata, 100% mezcla.

Ser madre sola

Mucho se ha hablado últimamente de una famosa que decidió inseminarse para ser madre en solitario. He leído sobre su valentía, sobre su coraje... y también sobre su egoísmo... y siento que puedo hablar de eso de ser madre sola desde la experiencia.

Me enteré que iba a llevar una maternidad en solitario cuando estaba embarazada. Cuando empezaron las contracciones estaba sola en casa, eran las 2 o 3 de la mañana. Estuve sola hasta que se hicieron las 6 de la mañana y consideré que empezaba a hacerse de día y que ya no me daba tanta vergüenza despertar al obstetra. Bajé a la calle y tomé un taxi sola con mi bolso. El taxista se dio vuelta en un momento mientras cruzábamos unas vías de tren y me preguntó si me sentía bien, porque pasaba una contracción y por el espejo retrovisor vio mi cara de sufrimiento. Le dije: “no se asuste pero estoy en trabajo de parto”. Lo único que esperaba era justo no romper bolsa ahí y arruinarle el tapizado al pobre señor que inmediatamente puso cara de pavor.

Cuando nació y a las 48hs nos dieron de alta a mi niño y a mí, fuimos a casa donde vivimos solos y donde nos fuimos acomodando para la vida. Pasaron 11 años de eso y cuando me preguntan por el “papá” de mi hijo respondo que no tiene papá. Papá no es ADN, papá es un rol. Quien cumple el rol de padre lo es, si no los niños adoptados llamarían papá y mamá a las personas equivocadas. Papá es el que está ahí contigo, sentado a tu lado en la cama el día que tienes fiebre, te acompaña a jugar, te aplaude cuando haces de inmóvil árbol en la obra de la escuela... No es un ser humano con el que casualmente compartes ADN pero que no está en tu vida.

Hay muchos niños que están en instituciones y no tienen papás y mamás y están esperando por uno. Tener dos padres es genial, como lo es tener cuatro abuelos, tíos, primos... Tener una madre es muy bueno, hay tantos niños sin familia que es imposible pensar que tener un padre me parezca poca cosa.

Ser madre sola es más trabajo, bastante más se los aseguro, pero bueno, en el caso de alguien acomodado y con recursos, eso se resuelve pudiendo pagar alguna ayuda, asistencia. Un conocido tuvo mellizos hace muchos años y cuando le pregunté si era muy duro dormir con los niños despertándose por turnos me dijo que no, que pagaban una enfermera que de 22 a 08 cuidaba a los niños y ellos, los padres, dormían sus religiosas 8 horas sin despertarse. Mis noches sin dormir los saludan efusivamente.

Parejas lesbianas que se inseminan, padres gays que alquilan un vientre y tienen hijos, hoy las familias son cada vez más diversas y nunca sentí una condena social de estar sola. Mi hijo tiene una mamá que ha estado con él siempre, acompañándolo y que incluso decidió trabajar desde casa para estar mucho tiempo con él. ¿Por qué habría de ser infeliz teniendo una madre que ha estado tanto con él?

No aplaudo la decisión de una madre de inseminarse estando sola, porque tampoco aplaudo a una pareja que decide tener un hijo. Hoy por hoy son solo formas de formar familia y me parece algo normal, no algo sorprendente o ejemplar. Normalicemos situaciones, dejemos de sorprendernos ante lo diverso y de esa manera la verdadera convivencia va a surgir.