columnas

Laura Landa

LIc. en Ciencias de la Com, productora de tv, periodista y aspirante a escritora de cuentos. Consumidora compulsiva de textos, series y películas. Amores varios: sobrinos, The Beatles, Peñarol, la cocina, Borges, el voley y Bohemios. Entreno todos los días para ser campeona de Candy Crush.

¿Uruguay es el “peor” país?

Desde hace años el periodista norteamericano Will Carless ha expresado su visión de cómo es vivir en Uruguay, fundamentando sus opiniones en su propia vivencia en nuestro país.

Hace unos días, uno de los magazines matinales encendió el debate con sus televidentes, mientras cada uno de los conductores tomaba a la perfección el rol de personaje. Uno defendía los dichos del periodista, destacando todo lo que está mal en nuestro país, y otro se ponía la camiseta celeste en el pecho, diciendo entre otras cosas que “los de afuera son de palo” y no deberían opinar sobre cómo vivimos.

Por un momento, el debate se transformó en una de esas discusiones en las que “todos tienen razón” porque desde el punto de vista que defendían sus ideas, todo era verdad.

Uno de los principales temas fue lo “caro” que es vivir en nuestro país respecto a otras zonas del mundo y respecto a nuestros países vecinos. Tener un mercado tan chico siempre termina limitando nuestra oferta y nuestra demanda, por lo que los precios se elevan. Esa es una realidad. Una porción de pizza, por ejemplo, es mucho más cara en Montevideo que en Buenos Aires. Pero la voz con la camiseta celeste destacaba, por ejemplo, la posibilidad de sentarse a comer una pizza en la calle en una ciudad en la que se respira aire puro.

Después saltaron al tema de la basura, la mugre con la que convivimos. Compararon Montevideo con Nueva York y otro destacó que la capital no es todo el Uruguay y que las ciudades del interior están notoriamente más limpias. Otra vez, todos tenían razón desde su punto de vista.

Por supuesto después llegaron al infaltable concepto de “inseguridad”. Se habló sobre la inseguridad cada vez mayor, si esa inseguridad comparada con la de otras ciudades capitales del mundo es baja y sobrellevable… y todos tenían razón.

Elegir dónde vivir no es fácil y siempre vamos a poder criticar nuestro entorno porque todos queremos vivir mejor. Además, ahora tenemos la posibilidad de expresar nuestra disconformidad, nuestras ideas y nuestras posibles soluciones solo tecleando un poco o haciendo clic.

Como en tantas otras cosas, creo que Uruguay comparado con otros países no está tan mal, pero por supuesto que debería estar mejor. Pero como en otras columnas, repito, ¿somos capaces de hacer todo lo que está en nuestra mano para vivir en un lugar mejor?, ¿en un país mejor?, ¿en un mundo mejor?

Si cada uno tuviera más cuidado con lo que hace con sus residuos, la ciudad estaría más limpia. Pero la comodidad, la prisa y las demandas de la vida moderna nos llevan a vivir cada vez más apurados.

¿Somos conscientes de que los grandes cambios dependen de cada uno? Cuando escucho las predicciones de eurditos que afirman que en 100 años no vamos a poder vivir en la tierra, me niego.

Sé que los grandes cambios dependen de nosotros, de los seres humanos. Solo hace falta que cada uno tome conciencia de cuánto sus actitudes inciden en el resto. Yo soy optimista, cuando quiero cambiar mi entorno, empiezo por cambiar yo. ¿Ustedes se animan? Si todos tenemos esta actitud, seguro cambia el país.