MUJER MUJER - DETRÁS DE UNA GRAN MUJER. ESTÁ ELLA MISMA

Menu

entrevistas

Entrevista aLa discapacidad los impulsó a crear plazas

  • El juego integra, saca sonrisas y es sinónimo de infancia. Con estas tres premisas como motor, los papás de Jazmín, una valiente niña que hoy tiene 8 años y que su discapacidad le impide comer por sí sola, hablar y desplazarse pero no así ser feliz, decidieron hacer algo para que tanto su pequeña como otros chicos con discapacidades o no, tengan plazas donde disfrutar de su infancia juntos.

     

    Nadia Dib y Fabián Kope, los papás de Jazmín, fundaron una Fundación que tiene dos años de vida. Con un interesante mecanismo de aporte pensado para que no haya solo personas que colaboren con dinero sino que verdaderamente tomen conciencia de la causa, han intervenidos dos espacios. Ahora niños con y sin discapacidades pueden compartir juegos en la Plaza Portugal y la Plaza Benito Blanco. Allí el juego hace magia: hace "invisibles" limitaciones físicas e intelectuales.

     

    "Estos chiquitos pueden ser felices y tener una infancia, hay que pelear por eso", confiesa Nadia, quien se tomó un tiempo para contarnos su historia...

     

    Más información sobre proyectos y donaciones en www.fundacionjazmin.org

  • ¿Qué dificultades tiene Jazmín?

  • Ella tiene 8 años y tiene una discapacidad importante: no habla, no camina y se alimenta por una bomba las 24 horas.

  • ¿Cómo surge la idea de crear la fundación?

  • Jazmín nos ha enseñado a no bajar los brazos, a sobreponerse a las dificultades y dar pelea. Por eso, como papás, queríamos que tuviera su proyecto y nos pareció que lo mejor era a través de algo que mejorara los derechos de los chicos con dificultades o discapacidades. Durante una intervención que tuvimos con ella en Buenos Aires, salimos junto a su hermanita por los parques y vimos que allí, todo se transformaba: Jazmín dejaba de ser alguien paciente para ser una niña y compartir con otros chicos. Luego surgió la idea de la fundación con el objeto de darle a otros niños como ella la posibilidad de crecer con sus pares. Y donde se equiparan todos es en el juego.

  • ¿Cómo fue llevar ese sueño a cabo?

  • Primero como padres tuvimos que superar ciertas situaciones para después impulsar hacia afuera nuestros sentimientos y luego tuvimos que atravesar la parte burocrática. Nuestro objeto es generar conciencia, que la sociedad sea más inclusiva así que hicimos un trabajo previo para ver cómo sería nuestra forma de trabajo. No queríamos quedarnos con la mera donación sino involucrar a actores a que funcionen como socios. Así el año pasado firmamos un convenio con la Intendencia de Montevideo y la Facultad de Arquitectura e hicimos un concurso de ideas para estudiantes de la universidad.

  • ¿De qué te has sentido más orgullosa en todo este camino?

  • De lo que más me siento orgullosa es de haber logrado comunicarme con Jazmín y que me reconozca como mamá, lograr esa ida y vuelta madre-hija del que tanto se habla. Me enorguellece haber logrado que sea una niñita y no solo alguien paciente al que se le ponen o sacan cosas. Hoy está súper contenta con todo, comprende y se siente parte.

  • ¿Qué ha sido lo más maravilloso de todo este proceso?

  • Verla jugar, integrada, con niños que no son de su entorno cercano. Además, otros chicos que no tienen a alguien como Jazmín en su entorno pueden aprender a jugar con ella. Por ejemplo, los compañero de su hermanita del jardín prepararon un cartel para el día de la inauguración y en la semana estuvieron tratando el tema de la integración con 4 años. Ahí es donde se puede hacer el cambio. También fue maravilloso ver cómo Jazmín, a pesar de su aparente fragilidad, pudo haber revolucionado a toda una ciudad. A pesar de no hablar, de estar en su sillita, pudo hacer oír su voz.

  • A futuro, ¿cómo imaginan este sueño?

  • Nuestra idea que ya está en proceso es poder seguir involucrados en esto de intervenir espacios públicos y privados y apoyar a quienes necesiten de nuestra experiencia. Nos han pedido asesoramiento en juegos para otros municipios, etc. Para nosotros es experimental y no queremos que sea Disney pero queremos seguir inaugurando parques, nosotros u otros que tomen la idea. Queremos que estos espacios estén cerca de los hogares y que cada barrio tenga el suyo para que la familia que tiene un chiquito con discapacidad no tenga que trasladarse.

  • Y por último, un mensaje para las mamás...

  • Como mamá de Jazmín, mi mensaje es que todas las mamás nos enfrentamos a dificultades y cada una lo vive a su manera pero quiero decirles que se puede, no hay que bajar los brazos. Tener un hijo como sea es lo más maravilloso del mundo y, al fin y al cabo, sea como sea y a pesar de las discapacidades, lo que uno quiere es verlos sonreír, que sean buenas personas y seguros de sí mismos. Estos chiquitos pueden ser felices y tener una infancia, hay que pelear por eso.