MUJER MUJER - DETRÁS DE UNA GRAN MUJER. ESTÁ ELLA MISMA

Menu

entrevistas

Entrevista aEs uruguaya:dejó todo para dedicarse a viajar

  • Ana Barranco es uruguaya pero desde su adolescencia vive en Estados Unidos. Tenía un trabajo estable y una vida "normal" hasta mayo pasado que renunció, vendió sus pertenencias y se dedicó a viajar, su gran pasión.

    Desde que cambió su vida, lleva recorridos ocho países y su objetivo, en cada destino, siempre es el mismo: conectarse con la gente para conocer su cultura y hacer que este mundo sea cada día un poco mejor. Para esto cuenta su experiencia en su página de Facebook "The World My Village", en su canal de YouTube y su página web.

    Su próximo destino: los 19 departamentos de nuestro país. En muchos de los lugares que visita hace tareas de voluntariado y en Uruguay también apuesta a dar charlas. La entrada será un juguete para donar en las fiestas a una casa cuna.

  • Una uruguaya pero hasta hace un año viviendo en Estados Unidos, ¿cuándo te fuiste y por qué?

  • Mi primera experiencia en USA fue a los 17 años por un intercambio a través de "Youth for Understanding". Me mandaron a un pueblito en Ohio, en el medio de la nada. Allí comencé a apreciar el viajar y conocer culturas diferentes. Luego hice otro intercambio con la universidad a Buffalo y conocí más sobre la cultura latina. Después, gracias al periodista y amigo Enrique Mrak, quien tenía conexiones con CNN en Atlanta, se me presentó la posibilidad de hacer una pasantía con World Report. Trabajé con ellos como free-lancer y luego CNN me contrató permanente y me mudé a Estados Unidos.

  • ¿Cómo era tu vida antes de dedicarte a viajar?

  • Trabajé en el periodismo y luego hice carrera en Property Management donde llegué a ser Manager Regional en una de las compañías más grandes de USA. Se trata de empresas que son dueñas, administran y operan edificios de alquiler con 500 unidades o más y cada edificio tiene empleados. Yo tuve 50 empleados a cargo. La firma tenía, a su vez, departamentos de inversiones y construcción y reportaba a Wall Street.

  • ¿Por qué decidiste abandonar tu trabajo para viajar?

  • No fue una decisión fácil, la pensé durante dos años. Si bien me encantaba lo que hacía, mi pasión era viajar y, por un lado, sólo tenía dos semanas de vacaciones anuales para hacerlo y, por otro, me preocupaba la situación política y social. La intolerancia, falta de respeto por el prójimo, etc. da tristeza. Así que decidí tomar esta decisión para aportar mi grano de arena y afectar el cambio. Estoy convencida de que la gente teme a lo que no conoce por eso es intolerante. Y a raíz de eso, surgió la idea de "The World My Village", viajar con un propósito: promover la diversidad, la tolerancia, el entendimiento y la inclusión.

  • ¿Cuánto cambió tu vida desde que tomaste esa decisión?

  • Cambió muchísimo ya que abandoné todo lo material y mi estabilidad financiera. Al renunciar y no trabajar, no tengo ingresos, vendí 2/3 de mis pertenencias y el resto está en un storage en Los Ángeles temporalmente. Por otro lado, con todo esto me siento completa y muy feliz, razón por la cual no me arrepiento del cambio. Estoy redescubriendo la bondad de los seres humanos y que tenemos más similitudes que diferencias. Y eso es lo que quiero mostrar para abrir cabezas y corazones mundialmente.

  • ¿Cuántos lugares recorridos?

  • Desde mayo llevo visitando ocho países. Y si cuento desde que empecé a viajar hace muchos años, llevo 30 conocidos. Lo mío no es llevar la cuenta. Lo que me importa es cuánto me conecto con la gente para conocer más en profundidad su país y cultura.

  • ¿Qué te proponés en cada destino?

  • Por lo general, cuando viajaba por vacaciones y por un tiempo limitado, realmente investigaba qué había para hacer, lugares para visitar, etc. Ahora es diferente. Hago menos investigación previa y converso más con la gente local para seguir sus recomendaciones. El tener tiempo disponible para hacer lo que uno quiere, cuando quiere, es impagable.

  • ¿Tenés algún criterio a la hora de elegir qué lugares visitar?

  • No necesariamente pero el año que viene quiero hacer más trabajos como voluntaria. Puede que vaya a India, Tanzania, entre otros destinos. Muchas veces los lugares surgen a raíz de gente que voy conociendo y me invita. Y lo que más me interesa es que mis seguidores me propongan a qué lugares ir. "The World My Village" recién comienza y tenemos mucho por recorrer y aprender.

  • ¿Cuál ha sido el destino que más te deslumbró?

  • Es una pregunta complicada porque realmente no he ido todavía a ningún país que me haya decepcionado. Pero muchas veces uno se deslumbra con esas culturas que son muy diferentes a la nuestra. Egipto es precioso e interesante, Vietnam encantador y Cuba es un tema aparte.

  • La mejor anécdota...

  • Hay muchas pero una buena ocurrió cuando estuve en Perú. En Cusco, cada tanto, cuando visitaba lugares como la Catedral o algún museo que tuviera piezas de oro, me cruzaba con un señor muy atento, buen mozo, simpático. Siempre nos saludábamos con la cabeza. Un día hubo una procesión religiosa donde pusieron una explanada delante de la Catedral donde ver desde la altura al pueblo. Él estaba ahí, se acercó y me dijo que lo buscara a determinada hora. Lo hice. Me llevó a un asiento ubicado en primera fila, cerca del Obispo y personas del gobierno con sus mujeres, todos vestidos de punta en blanco y yo de shorts, sandalias y mochila. A medida que las personas iban tomando sus asientos, saludaban extrañadas. Al terminar la ceremonia, este hombre comenzó a dirigir a los invitados para un almuerzo privado con el obispo. Él pensó que yo era parte de una delegación religiosa. Me invitó a cenar esa noche y mientras caminábamos por las calles, todos los policías y militares lo saludaban. Mi curiosidad estaba a punto de explotar hasta que supe que era el jefe máximo de seguridad de protección de los tesoros.

  • El peor contratiempo...

  • Lo sucedido hace pocas semanas comenzando el Camino Portugués, una de las rutas del Camino de Santiago. Fui asaltada, agredida y tuve que posponer y cambiar mis planes.

  • Ahora planeás recorrer los 19 departamentos de Uruguay, ¿con qué esperás encontrarte?

  • Me da vergüenza decir que conozco más otros países que el mío por eso quiero ir a todos los departamentos y mostrar al mundo lo que tenemos para ofrecer. Mi plan es estar en Uruguay dos meses. No voy a hacer el recorrido de un tirón sino que va a estar marcado por las oportunidades que se presentan. Por ejemplo, un maestro en Salto me contactó para que vaya a hablar a sus clases.

  • ¿Qué te ha enseñado viajar?

  • ¡Me encanta esta pregunta! Viajar es la mejor escuela. Viajar abre cabezas y corazones. Ayuda a que uno sea más flexible, tolerante y no se queje tanto por lo que no tiene. Viajar me ha demostrado que siempre va a ver gente menos afortunada así que no hay lugar para sentir lástima de uno mismo. La vida no es fácil pero somos nosotros con nuestras elecciones los que hacemos nuestro destino. Viajar me ha enseñado que, a veces, las personas más felices y las familias más unidas son las que menos tienen materialmente. Me ha permitido valorar el agua potable, el poder comer todos los días y tener un techo bajo. Así aprendí que la belleza no es una sino que depende de las culturas y que no hay que criticar sino celebrar esas diferencias. Viajar me ha mostrado que soy humana y falible. La mujer maravilla no existe. Y me enseñó que podemos vivir con muy poco.