Lo Último

Tatami, módulos pro lactancia para empresas con sello uruguayo

Tatami Módulos Pro Lactancia es un emprendimiento que surge formalmente en 2017 como una alternativa de brindar una solución a las empresas, instituciones o centros educativos que buscan una sala de lactancia con las condiciones y garantías que requieren las mamás en etapa de amamantamiento.

La Ley 19.530 que se aprobó en setiembre de 2017, obliga a contar con una sala de lactancia a todas las empresas del sector público y privado en las que trabajen o estudien al menos 20 mujeres o cuenten con 50 o más empleados. Tatami cumple con los requisitos establecidos por la Ley.

Los módulos se construyen con paneles de madera y espuma, lo que garantiza una gran durabilidad. Tienen buena aislación acústica y son de fácil limpieza. Tanto su diseño, como los paneles que lo componen y la fabricación del mismo es 100% mano de obra uruguaya.

Son fa?ciles de armar y desarmar, se adaptan a cualquier espacio y se evitan obras edilicias que adema?s de ser caras, requieren, tiempo, atencio?n y coordinacio?n.

Cada módulo viene equipados con freezer para el almacenamiento de la leche extraída durante el día, mesada, pileta, asiento cómodo y toma corriente. Provistas de productos de higiene para un mes de uso.

Las salas tienen dos modalidades de comercialización, venta o arrendamiento mensual. La posibilidad de alquilar la sala en los períodos donde la empresa cuente con mujeres que se incorporan luego de su licencia maternal, es una solución que facilita aún más el tema logístico y de espacio. Una vez definido el tipo de arrendamiento, se coordina la instalación y finalizado el período se retira de la empresa.

Pero Tatami es mucho más que la venta o alquiler de módulos de lactancia. Han diseñado un programa de educación donde las empresas podrán brindar el beneficio de un taller dirigido a mamás, futuras mamás y empleados de la empresa acerca de los beneficios de la lactancia materna y la importancia de la extracción de leche durante el horario laboral. Este taller está desarrollado en conjunto con IULAM (Instituto Uruguayo de Lactancia Materna). De esta forma, además de evacuar dudas y miedos de esta etapa, genera un clima de empatía entre las mamás y sus compañeros de trabajo.