MUJER MUJER - DETRÁS DE UNA GRAN MUJER. ESTÁ ELLA MISMA

Menu

Lo Último

Aparece un App que funciona como método anticonceptivo

Fuente: Elpais.com

Para sorpresa de ginecólogos y especialistas responsables del control de las enfermedades de transmisión, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), que es la máxima autoridad sanitaria del país, ha aprobado una aplicación móvil como método anticonceptivo.
Natura Cycles, que es el nombre de esta aplicación, funciona a través de un algoritmo que calcula los días del mes con mayor probabilidad de que una mujer sea fértil a partir de las lecturas diarias de su temperatura corporal (días rojos en los que recomienda el sexo con preservativo).

La clave está en que, una vez pasada la ovulación, el cuerpo aumenta medio grado centígrado. Si ya no hay óvulos disponibles para fecundar, la app da vía libre para practicar sexo sin protección (días que aparecen de color verde).

Según Terri Cornelison, subdirectora de Salud de la Mujer en El Centro de Dispositivos y Salud Radiológica de la FDA, "los consumidores están utilizando cada vez más tecnologías médicas digitales para orientar sus decisiones diarias de salud. Esta nueva aplicación puede proporcionar un método anticonceptivo eficaz si se usa con cuidado y como es debido". Aunque, matiza: "Las mujeres deben saber que ningún método anticonceptivo es perfecto. Por tanto, el uso correcto de este dispositivo aún podría resultar en un embarazo no planificado".

Sobre el papel, algo más del 98% de fiabilidad con un uso perfecto. Y un 93% con un uso real, esto es, que en alguna ocasión practiquen el coito sin protección en días fértiles o no hayan tomado la temperatura corporal de la forma adecuada, alterando así los resultados. Porque esta es la madre del cordero: la mujer ha de tomarse la temperatura cada mañana, durante varios minutos, nada más despertarse y antes de poner el pie en el suelo, con un termómetro basal.

Cierto que estos instrumentos detectan con precisión el leve aumento de temperatura que se produce en el cuerpo de la mujer alrededor del momento de la ovulación. Pero implica una disciplina prusiana en la medición. La doctora Mercedes Herrero Conde, ginecóloga de Gine4 en HM Hospitales, muestra sus reticencias ante la recién llegada. “Los datos que aportan son peores que métodos como los LARC (anticonceptivos reversibles de larga duración, como el DIU o los implantes subdérmicos), muy seguros y con muy poca intervención de la usuaria. Además, el método de tomar la temperatura es farragoso y sujeto a variabilidad si no se cumplen todas las condiciones”.

El fabricante advierte a la usuaria que debe incluir manualmente en la aplicación factores como un día de resaca, la fiebre o noches en las que haya dormido dos horas menos de lo habitual. Sin contar con que en caso de ciclos irregulares la seguridad se acerca a jugar a la ruleta rusa.

Como muchos de sus compañeros, la doctora Herrero Conde ve un problema aún mayor: las aplicaciones móviles buscan a un público muy joven. El mismo con relaciones sexuales esporádicas para el que se recomiendan métodos de barrera como el preservativo, fácil de adquirir y de usar y muy eficaz contra muchas enfermedades de transmisión sexual.

Cambiar el preservativo por una app, abre las puertas a un repunte de infecciones como la clamidia, la gonorrea o el VIH (virus de la inmunodeficiencia humana, que da origen al SIDA). "Las infecciones de transmisión sexual (ITS) están ya aumentando en España y en el mundo. De ahí la insistencia en que, en caso de relaciones no estables, se recurra al 'doble método': preservativo asociado a otro método anticonceptivo".

La búsqueda de sistemas de control menos medicalizados ha provocado el auge reciente de métodos de detección de la ovulación a partir de pequeños cambios en la fisonomía femenina. Además de la ya comentada toma de la temperatura, están el escrutinio del moco cervical, la apreciación de la apertura del cuello del útero y el cómputo de la hormona luteinizante. "Durante la ovulación el moco cervical que sale del cuello hacia la vagina se vuelve más fluido, parecido a la clara de huevo. El resto del ciclo es más viscoso. En cuanto a lo de apreciar la apertura del útero, hay que indicar que el útero no presenta una apertura física tan relevante al tacto como para indicar o descartar la fertilidad o la ovulación", aclara la ginecóloga.

Esta nueva aplicación móvil viene a ser la versión tecnológica del método Ogino. Enunciado en 1924 por el ginecólogo japonés Kyusaku Ogino y perfeccionado años después por el médico austríaco Hermann Knaus ayudó a muchas familias a controlar la natalidad de forma natural. Y a otras tantas, a ampliar su prole por fallos en el método.