Noticias

Senadora criticada por comparecer con su bebé al trabajo

Fuente: ELpais.com

En un artículo publicado por el País de Madrid días atrás, se devela aún una fuerte presencia misógina en varios niveles laborales.

Tras el comentario misógino del presidente de la Cámara de Diputados, Martha Márquez asegura que no dejará de ir con su hija al trabajo.

Solo una frase costó para hacer tambalear la igualdad de género en el Congreso mexicano y generar revuelo. “Hay un límite de tolerancia materno-infantil”, le dijo el pasado martes el presidente de la Mesa en Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, a una senadora que había subido a la tribuna a hablar junto a su bebé por sobrepasar el tiempo permitido para comparecer.
En un momento clave para el feminismo, tanto en México como en todo el continente, las reacciones al comentario misógino no tardaron en llegar.

“Yo estaba haciendo mi exposición y me sorprendió mucho su comentario. Mi única reacción fue pedirle que me respetara”, cuenta en entrevista a Verne Martha Márquez, la senadora del conservador Partido de Acción Nacional (PAN) que fue agraviada por una de las figuras más relevantes del partido de Andrés Manuel López Obrador. La funcionaria admite que no fue hasta después, cuando vio los videos que reproducían el hecho, que tomó dimensión del comentario. “Es un retrógrado”, sentencia.

La senadora, que fue madre hace dos meses, decidió retomar su trabajo a las pocas semanas de dar a luz. “Llevo a mi hija a mi trabajo porque soy mujer y porque soy mamá. La bebé es muy pequeña y necesita alimentarse. Siempre he llevado a mis hijos al trabajo”, apunta. Desde hace años Márquez lucha por compatibilizar su vida como madre y política, ya que antes de trabajar en el Senado federal lo hacía en el Congreso del Estado de Aguascalientes.

Tras las repercusiones que generó el cruce en las redes sociales, la funcionaria asegura que pensó en dejar de llevar a su hija al Senado. “Sí pasó por mi mente, pero no lo haré. La seguire trayendo el tiempo que sea necesario y mi trabajo me lo permita”, apunta. “Es de esas dudas que nos surgen a las mujeres por los estigmas y señalamientos que sufrimos”. La senadora explica que muchas veces sus hijos van a la Cámara porque las sesiones a veces terminan tarde.

A partir de la viralización del comentario, el apoyo político y social hacia Márquez brotó. “Mis compañeras en el Congreso y la gente en redes sociales me comentan que desde luego es un mensaje poderoso el que da una mujer que puede trabajar, que puede legislar, que puede ser madre y puede ser profesional”, dice. La funcionaria ha insistido que aún espera disculpas públicas por parte de Muñoz Ledo “por el respeto a las mexicanas y a la maternidad”.

El comentario del número uno de Morena en Diputados y el posterior silencio de la bancada oficialista deja en una posición incómoda al partido del presidente López Obrador que se presenta como de corte más progresista y feminista. “Es incongruente con lo que dicen”, comenta Márquez.

La legisladora, que apoyó la ley de paridad de género sancionada en México en julio de 2018, asegura que no hay que dejar pasar los comentarios machistas porque atrasan y señala que el período legislativo que comienza será clave para marcar la diferencia. “La importancia de haber logrado el año pasado avances en el tema de la mujer, hace pensar que en 2019 vamos a poder impulsar muchos más derechos”.